La ciudad nunca duerme

Esta es parte de una serie que mis hermanos y yo iniciamos tras hablar mucho de la ciudad y estar escuchando dos canciones de los ochentas, You belong to the city, de Glenn Frey, y To live and die in LA, de Wang Chung (y, por supuesto, Insomnio,  el gran poema de Dámaso Alonso). Todo ese cuento de que un día nos iremos todos al campo a plantar tomates… nada, somos asfalto y luz halógena, paredes húmedas y descampados industriales, botellas de Mahou rotas en una mañana de domingo en diciembre.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: